jueves, 7 de enero de 2010

- Y al fin, ¿Qué creías? Realmente, nada dura lo suficiente
- No, ya lo sabía. Pero bueno, me costó un poco aceptar el hecho de que...
- ... De que las cosas nunca cambian...
- No sé bien qué quiero decir, las cosas se me mezclan en la cabeza, todo el tiempo. ¿Me estaré volviendo loco? Ya no sé lo que pienso, lo que digo, como me hago entender.
- Sí, y todo se vuelve un problema. Así es todo, todo el tiempo.
- Todo inestable.
- Sí, también.
- Igual, como te decía. Más allá de que no me hago entender, odio los días grises, me dan ganas de no levantarme.
- Pasa...
- Sí, bueno, todo en definitiva, si lo pensás dos veces, suele pasar... todo es normal, es lo que decís, ¿no?






((((((((((((((((((nada, mucho boludeo en mi cabeza. Me harté del blog, por qué será? ummmmmmmmmmmmmm))))))))))))))))

Seguidores